lunes, 16 de febrero de 2009

Cuento "La Cenicienta que no quería comer perdices"

Os presentamos un cuento diferente, versión de una Cenicienta distinta de la que nos contaban, os proponemos que hagáis vuestros comentarios, y los añadamos a este blog... en concreto, saludo a mi 1º Bachillerato B y espero con ganas sus comentarios ... los más interesantes serán colgados aquí,en nuestro blog.

Isabel.

Desde aquí podéis recomendar esta lectura a las personas que queráis...


5 comentarios:

Anónimo dijo...

PROPUESTA POR UN REPARTO DE TAREAS PARA LA IGUALDAD DOMESTICA:
Yo.....................alumno del I.E.S Montes Orientales me comprometo a colaborar en el reparto de tareas de casa realizando las tareas domesticas correspondientes a mi edad junto a mi familia o inquilinos del hogar.

Fdo. A:

Inma dijo...

En este cuento se refleja la situacion que sufren muchas mujeres en el mundo por no decir "basta" y seguir pensando que encontraran a su príncipe azul.
El texto quiere que todos y todas nos demos cuenta de estas situaciones que pasan en la vida real,aún estando en el siglo XXI donde tenemos tantos medios y ayudas para que esto no suceda.
La protagonista de esta historia piensa que todo va a ser un "camino de rosas",ya que estaba con un príncipe e iba a tener todo lo deseado.
Aunque con el paso del tiempo se da cuenta de que eso no es así,y que tiene que hacer frente a ese problema;hasta que decide terminar con esa historia y decir "basta".

Rocío dijo...

Este cuento de la cenicienta no es la típica historia bonita y feliz, cambia totalmente este estereotipo.Este trata de hacer ver a las mujeres que lo más importante no es encontrar un "principe azul" y que él nos haga feliz, sino que lo más importante es tener tu propia vida,ser libre y hacer lo que quieras y cuando quieras, no estar atada a una persona con la que además no eres feliz.
La cenicienta de este cuento pensaba que para ser feliz debía tener a un principe y a eso se dedica,a buscarlo, pero cuando lo tiene se da cuenta de que esa no es la vida que ella quiere,nada más estar atada a un hombre que le gritaba,le obligaba a cocinarle perdices,le obligaba a llevar zapatos los zapatos de cristal..esta vida era todo lo contrario a como ella se lo habia imaginado.
En conclusión, la vida es algo más que estar a disposición de un hombre.Las mujeres tener nuestra propia vida y no estar a disposición de un hombre,pero ellos deben mentalizarse y darse cuenta de que no somos propiedad de nadie y tampoco somos sus criadas por lo que deben aprender a valorar y ponerse en la situación de las mujeres en algunos casos.

fdo: Rocío

Juanfran dijo...

El cuento está escrito por Miriam Cameros Sierra y dibujado por Núria López Zalamero.
Para mi el cuento es un claro ejemplo de reivindicación de las mujeres a que rebelen frente a los hombres ya que para ellos el hombre perfecto siempre tiene algún defecto y no te deja ser feliz.
En el texto se usan las mujeres de cuentos cotidianos para explicar que su príncipe azul es un fresco
La autora escribe el cuento para todo publico pero sobre todo para las mujeres que se sientes agobiadas por los que creen que son su verdadero amor o príncipe azul. Para animarlas a dar el paso que sus princesas de cuentos dan.
Para terminar aconsejo a las mujeres que ha leído este cuento que se guíen de el para intentar ser mas felices o tener una mejor vida pero lo tengas como apoyo para que guíen a su príncipe azul para que no tenga como solución la que se da en el cuentos que es el fin de la relación . Ya que si ha igualdad la mujer y el hombre se pueden ser felices


Juanfran

José María dijo...

Este cuento esta escrito por Myriam Cameros Sierra e ilustrado por Nuria López Salamero, por un encargo del grupo de mujeres contra los malos tratos de Horta (Barcelona)
El argumento del cuento es totalmente diferente a la de la clásica cenicienta en todos los aspectos; los escenarios no son grandes y lujosos castillos sino pequeñas casas, los personajes no son apuestos ni encantadores, en ese caso la cenicienta no espera ser salvada por su príncipe azul ni vive feliz comiendo perdices.
Lo que este cuento quiere transmitir es animo a aquellas mujeres que se sienten infelices por la vida que llevan pero aun no se atreven a cambiarla.